En ocasiones las dudas invaden su inocente mente provocando que sus decididos pensamientos se distorsionen.

domingo, 23 de marzo de 2014

Aperitivos III

Se tumbó frente al ordenador y de repente le apetecía escribir. 


Lo que no me apetecía era cambiar todos los verbos. Me faltaban las ganas para contar la historia en tercera persona. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada